• 003
  • 002
  • 001

Celebrando la vida

Celebrando-lavidaVivimos con alegría nuestra vocación, la Victoria del Dios de la Vida en medio de la muerte, el dolor y la injusticia. Sabemos que la última palabra es Suya.

Somos cauces de su Vida, una vida que agradecemos y celebramos día a día, en lo cotidiano, alentando todo signo de esperanza: conseguir “papeles”, el primer sueldo, poder dormir sin miedo, ponerse la dentadura, recuperar la sonrisa, conseguir un permiso carcelario, dejarse abrazar, levantarse sin “mono”, caminar sin miedo por la calle, una mirada que se ilumina, celebrar un cumpleaños... Somos cauce de fraternidad, reconciliación, incondicionalidad, ternura y misericordia.

Festejar la vida cotidiana; las sobremesas en casa junto a las chicas se parecen a las comidas del Reino; sobre todo en Navidad, donde la familia se ensancha: comida para todos y todas, en una única mesa, fraternidad, mendigos, prostitutas, toxicómanos, transexuales, presos, enfermos mentales... sin etiquetas, con sus nombres propios, de todas las naciones y razas. Nos recuerdan el anticipo de ese festín que esperamos y anhelamos.... (Is 25,6-9)