• 003
  • 002
  • 001

Fallece Isabel Garbayo, fundadora de VillaTeresita

La pequeña de las Garbayo, una familia acomodada de Pamplona fue ya desde su juventud una mujer inquieta y sensible, se comprometió en el servicio a los que más necesitaban (en los hospitales de campaña de la guerra, en la atención a los niños gitanos, en la escuela dominical con las chicas del servicio domestico).

MADRE

Perteneciente durante muchos años a la acción católica de la que también fue presidenta, se forjó en ella una fe profunda y un gran sentido eclesial.

Con 37 años y a pesar de todos los recelos e incomprensiones que suponía, Isabel adelantada a su tiempo, con la osadía que viene del Espíritu abre la primera casa de Villa teresita.

Sus continuas visitas a las casas públicas que había en el centro de la ciudad le hacían ir descubriendo el sufrimiento de aquellas mujeres, que le urge a comprometer su vida con ellas, siendo así cauce de liberación y rostro del Amor misericordioso de Dios para ellas. Comienza así la andadura de Villa Teresita, una pequeña asociación a la que Isabel sirvió y dirigió hasta los 71 años.

Desde entonces siguió animando y acompañando a las comunidades hasta que hace más de una década comenzó a quedarse encamada mermando poco a poco sus fuerzas físicas pero viviendo con la misma pasión que lo había hecho siempre su entrega a Dios y a las mujeres.

Años de enfermedad y silencio, de callada obediencia, como la que siempre había vivido.

Hoy damos gracias a Dios por los 106 años de fecunda vida de Isabel puestos ya en las manos de Dios y al amparo de la Virgen María a la que ella tenía gran devoción.