Espiritualidad

“Yo te bendigo Padre, Señor del cielo y de la tierra porque has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a los pequeños”

(Lc 10, 21)

Vivimos la espiritualidad de la confianza, la espiritualidad de los pobres y pequeños del Evangelio.

Jesús es nuestro amor, nuestra Alegría y nuestra fuerza cada día. Somos llamadas a vivir de Él, a buscarle y amarle en todo con una vida de intensa oración.

Nuestra vida se configura cada día con la Suya consagrándonos por los votos de pobreza, castidad y obediencia. La oración y la Eucaristía son nuestro alimento y sostén, y nos unen a Jesús para ser enviadas en comunidad a la misión.

“vivir desde lo esencial: vivir de Amor, vivir amando. Sólo el amor y nada más que el amor”

Infancia Espiritual

De la mano de Santa Teresita del niño Jesús y de tantos pequeños somos llevadas a vivir el Evangelio con sencillez por el camino del amor y la infancia espiritual.

Vivimos con alegría el hoy, sabiéndonos pequeñas y humildes en brazos de Dios y confiando en Él, hasta la audacia.

Nuestra espiritualidad nos conduce a lo esencial: vivir de Amor, vivir amando. Sólo el amor y nada más que el amor. 

desde el Corazón del evangelio

En comunidad somos testigos privilegiadas de los que Dios hace en los pobres y sencillos y cauce de Su Amor y misericordia en medio de ellos.

«Nuestra misión nos lleva al corazón del Evangelio«

A %d blogueros les gusta esto: